En principio se requiere el Pasaporte y Visa de Turista vigentes, además de la importancia que se disponga con los recursos económicos suficientes para llevar a cabo hasta la definitiva, la inversión en la operación que se ha estado tramitando. Esta es una forma de llegar al camino o manera de dolarizar una inversión que se haga, es decir, que, sin ánimo de equivocarnos, es bastante rentable y segura.

Los ciudadanos extranjeros que no cuenten con un Estatus Legal como residentes en los Estados Unidos de Norte América, pueden comprar y adquirir cualquier propiedad siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos que a los efectos contemplan las entidades bancarias o prestamistas por ante los cuales se solicita el préstamo hipotecario.

Se hace la siguiente aclaratoria: para el Cierre de una operación inmobiliaria, no es condición expresa estar presente en los Estados Unidos, puesto que se puede actuar con el poder notariado otorgado a un representante para los efectos requeridos en el proceso de la operación de compra-venta.

Es de hacer una aclaratoria o advertencia, que en cuanto a las cantidades o montos a invertir en los Estados Unidos en bienes raíces, no existe un límite máximo alguno, pero las cantidades que se invierten son objeto o sometidas a una investigación legal por el Fisco con los respectivos impuestos de acuerdo a cada país.

No está contemplado y así se determina, que con la compra o adquisición de un inmueble, cualquiera sea el monto a pagar; la cantidad invertida pueda tomarse en cuenta o constituir una posibilidad o beneficio para procurarse u obtener la Residencia Permanente, también conocida como GREEN CARD, o sea, la Tarjeta Verde, puesto que esa inversión realizada, es considerada jurídicamente como una inversión pasiva, puesto que la misma no conduce a la producción o expansión de ingresos para un desarrollo óptimo y proporcional.

 

 

Nathalie Medina Rauch, Consultora en Bienes Raíces

CEO/Antares International Group

Keller Williams Realty

 

 

View All Buying Posts
Translate »