Cuando acompaño a una persona o familia en las diligencias, orientación y asesoramiento a los fines de lograr una vivienda, hago míos todos los esfuerzos y esperanza porque llegan a mi los recuerdos del pasado, cuando yo me encontraba en una situación similar y en la necesidad por una casa. De aquí que ponga todo mi interés en la seguridad para lograr el objetivo perseguido, porque sé a ciencia cierta lo que esto significa para una familia: ver hecho realidad el sueño de tener una casa propia

No obstante que ese sea mi oficio, no escatimo esfuerzo alguno en la orientación, seguridad que deba darle a los interesados y necesitados, toda vez que cumplan y llenen los requisitos necesarios e indispensables para lograr el objetivo trazado.

La alegría y satisfacción invade todo mi ser, cuando llega el momento oportuno y esperado de informarles a las personas interesadas en su vivienda que se ha logrado con éxito ese deseo y a la vez comparto la satisfacción del disfrute de un nuevo hogar, donde una familia tenga un espacio amplio con las seguridades anheladas por un grupo familiar sanamente unido. Por ello esos recuerdos llegan a mi presente con la satisfacción del deber cumplido.

ARRENDAMIENTO Y PROPIEDAD.

Pagar un canon de arrendamiento soluciona momentáneamente el problema habitacional de una familia, pero eso no obstaculiza ni hace imposible las esperanzas, el sueño de obtener una vivienda propia, de allí que toda familia siempre abrigue la esperanza en lograrlo.

Buscar información, por ejemplo, a través de la prensa en lo concerniente a materia habitacional, les lleva a hacer estudios, análisis y cálculos de su situación económica para determinar si cuentan con los recursos e ingresos suficientes para gestionar la compra de una vivienda, sin pensar y analizar en esos momentos que se requiere y es indispensable el asesoramiento de un agente inmobiliario, quien se encargará de orientarles sobre todas las gestiones y diligencias que han de realizarse en cuanto a: tipo de vivienda, ubicación, condiciones, precio, lo relacionado con una Entidad Bancaria para un financiamiento si éste fuera el caso según su situación económica e ingresos que garanticen dicho financiamiento para la adquisición anhelada y esperada.

Los pagos que se hacen por canon de arrendamiento, es para paliar la situación y necesidad habitual, pero no son pagos que se esperen reinvertir, ya que solamente constituyen el solventar una necesidad que debe ser cubierta hasta llegar a la seguridad de una verdadera situación familiar a satisfacer. Caso que disfruto es cuando se ocupa una casa o vivienda con fines de adquisición en propiedad, ya que esos pagos o mensualidades son aportes que se incrementan cada mes, porque ya se habla de una propiedad en existencia y esos aportes se van revalorizando con el inmueble cada mes; de aquí que es muy importante y necesario contar con la asistencia y asesoramiento de un Agente Inmobiliario (cambiar la denominación si no corresponde) en toda gestión que conlleve la tramitación en la consecución de una casa y posterior adjudicación. Por eso vale la pena hacer el sacrificio en comprar.

Por estos razonamientos, es por lo que en las asistencias que proporciono a los necesitados e interesados en una casa, pongo todo mi interés y auxilio sin ninguna presunción que pueda menoscabar mi asistencia y asesoramiento.

Esta posición que hoy asumo con los aspirantes a una vivienda o casa, es producto de mi diario trajinar cuando en el pasado también tuve que realizar y llevar a cabo las mismas gestiones y diligencias que hoy realizan muchas familias para conseguir ubicar y lograr una casa donde se desenvuelva con satisfacción y alegría un grupo familiar sanamente constituido.

 

Nathalie Medina Rauch, Consultora en Bienes Raíces

CEO/Antares International Group

Keller Williams Realty

View All Buying Posts
Translate »